Yo iba para algo en la vida

El blog en español de Raúl Quirós Molina

Categoría: traduccion

75 %

Q – Where do you get inspiration from? Must be hard when it doesn’t come.
A – Inspiration plays a tiny role in creation, most of it is craftsmanship, character development, plot and researching. You can’t imagine a country like Nigeria without having read something about Nigeria. But I reckon 75% of my inspiration comes from dreams. Not day-dreaming or anything like that, just nightmares and dreams.
Q – Dreams?
A – As a result of anxiety. Good sleepers don’t dream.

Cosmopoética 2010 (II)

beaucoup de mots s’emparent de nos vies
à notre insu
le présent nous garde en équilibre
au bord du futur à force de caresses
nous vivons nos meilleurs moments
l’étrange disparition très douce de la nuit dans un miroir
sans image pour la retenir

Nicole Brossard
Vertige de l’avant-scène,
Trois-Rivières, Écrits des Forges, 1997, p. 19

muchas palabras se apropian de nuestras vidas
a espaldas de nosotros
el presente nos mantiene en equilibrio
al borde del futuro a fuerza de caricias
vivimos nuestros mejores momentos
la extraña desaparición demasiado dulce de la noche en un espejo
sin imagen que retener

Traducción propia

Nicole Brossard estará en Cosmopoética 2010

Lo malo de Billy Collins

Lo malo de Billy Collins es que, aun sin estar muerto, sin pertenecer a una generación des enfants terribles y siendo un simple profesor neoyorkino haya conseguido vender más libros de poesía que muchos de sus adláteres nacionales y de ultramar. Se aduce -desde aquí, España- que practica una poesía bombástica y ramplona, se le compara y desprecia ominosamente con ciertas tendencias españolas de la experiencia -como comparar a Schulz con el bueno de José Escobar– y que por ello cala y se lleva tan requetebien con el inconsciente colectivo norteamericano; y añado, como prácticamente todos los poetas de los años 50 para adelante: Robert Lowell, James Wright, Robert Frost. Lo malo es que hablamos de un país de historia sans Reyes Católicos, Imperios Austrohúngaros, feudalismo, Inquisición, sin la pesada tradición a la que dar justo pago a través de críticos, historiadores, profesores de lengua, editores, antiguos profeta, modernos profetas, etcétera. Si el pecado nacional español es la envidia, unos contra otros; el de los americanos es el de la soberbia: unos encima de otros.

Que en lenguaje poético se podría decir lectura y diálogo con tus contemporáneos, oh, tus lectores. Y eso, no sólo en poesía, no está tan mal.

The Future
by Billy Collins February 4, 2008

When I finally arrive there—
and it will take many days and nights—
I would like to believe others will be waiting
and might even want to know how it was.

So I will reminisce about a particular sky
or a woman in a white bathrobe
or the time I visited a narrow strait
where a famous naval battle had taken place.

Then I will spread out on a table
a large map of my world
and explain to the people of the future
in their pale garments what it was like—

how mountains rose between the valleys
and this was called geography,
how boats loaded with cargo plied the rivers
and this was known as commerce,

how the people from this pink area
crossed over into this light-green area
and set fires and killed whoever they found
and this was called history—

and they will listen, mild-eyed and silent,
as more of them arrive to join the circle
like ripples moving toward,
not away from, a stone tossed into a pond.

Publicado en el New Yorker

El Futuro
por Billy Collins,
4 de Febrero del 2008

Cuando finalmente llegue allí,
y esto llevará varios días y noches,
me gustaría creer que otros me estarán esperando
y que quizá quieran saber cómo fue aquello.

Así que haré memoria sobre un cielo en particular,
o sobre una mujer con un albornoz blanco,
o sobre aquella vez que visité el estrecho
donde tuvo lugar una conocida batalla marítima.

Después desplegaré sobre una mesa
el extenso mapa de mi mundo
y explicaré a la gente del futuro,
vestida con pálidas ropas, cómo fue aquello.

Cómo las montañas florecieron entre los valles
y a esto se le llamó geografía;
cómo los barcos mercantes navegaron los ríos
y se le llamó comercio.

Cómo el pueblo de este área rosada
cruzó la frontera hasta este otro área verde claro
y prendieron fuego y mataron a todo aquel que se topó en su camino,
y cómo a esto se le llamó historia.

Y ellos pondrán atención, con la mirada leve y en silencio,
mientras otros se irán uniendo al círculo,
como las ondas que una piedra deja en el agua cuando cae en un estanque,
hacia el centro, no hacia fuera.

Edita Bartleby, que últimamente se están jugando el tipo.

The Cribs – Men’s Needs
Found at skreemr.com

Charles Simic

No pasará ni un año antes de que alguna editorial se lance a publicar o reimprimir y promocionar algún libro de Charles Simic, que ganó el Wallace Stevens Award el pasado dos de agosto. Para entendernos: un premio que poetas americanos conceden a poetas americanos.

No he leído en profundidad a Simic pero hay una nota en su biografía que me parece muy interesante: nació en Yugoslavia, se trasladó a París a los quince años con su madre, a los dieciséis se encuentra con su padre en Nueva York. Estamos hablando de un poeta que no comenzó a vivir en inglés hasta los dieciséis años. Toda la imaginería de la infancia, los primeros sueños, las primeras reflexiones o posicionamiento poeta-mundo estaban escritos/pensados/vividos en un idioma distinto al inglés.

“I am especially touched and honored to be selected because I am an immigrant boy who didn’t speak English until I was 15”, extraído de http://www.poets.org/poet.php/prmPID/27

Los que hemos vivido en otra lengua no materna durante el tiempo necesario como para que de alguna manera se “naturalice”, hemos habitado una relación extrañada con la poesía: por un lado, ya no se traduce el poema a la lengua de la que somos origen; por otro, las palabras están fuera de sí, como impostadas, como robadas y, sin embargo, se engarzan o agolpan para crear sentido, sentimiento. Cuando estudiaba en el Irish Writers Centre tuve la ocasión de compartir talleres de escritura en lengua inglesa con escritores no nativos; de hecho, el profesor mismo era Anatoly Kudryavitsky, un ruso afincado en Irlanda desde hace bastantes años y que escribía tanto en ruso como en inglés. El tema era discutido con frecuencia. El extrañamiento se vuelve aún más palpable cuando incluso la escritura, la gramática o la entonación de la lengua adoptada difieren por completo de la materna: al grupo asistían con mayor o menor frecuencia una escritora india y un poeta de Mongolia. Por ejemplo, en el idioma de la escritora india (no recuerdo ahora si era hindi, urdu o telugu) afirmaba que no existía la palabra labyrinth (laberinto) en su lengua. Escepticismos aparte, se puede uno imaginar, si es cierto lo que decía mi compañera, lo que debe costar traducir a Borges al hindi o al urdu (si alguien encuentra alguna tienda donde poder comprarlo que avise).

Mañana me atreveré con alguna traducción de Simic o de mi profesor Anatoly quien, pese a tenerle todo el cariño del mundo, era un plasta enciclopédico.

Alguna información sobre Charles Simic
Poemas traducidos
Entrevista en el Paris Review
Entrada en poets.org
Los libros del ISBN

Pat Ingoldsby

Le has visto, le has conocido e incluso le has comprado un libro. Y te has llevado el edificio de regalo.

Pat Ingoldsby es un poeta con aspecto de vagabundo (o, sin ir más lejos, un vagabundo) que vende sus libros de calidad de fotocopiadora en el puente O’Connell St., o en Grafton St.; o si no ofrece estrafalarios servicios como destruir tu teléfono móvil si éste te está molestando (el otro día inventé con Rem una manera de beber cervezas de gorra: apostarse a que en cien metros de paseo por el centro de Dublín encontraría a más de diez personas hablando o utilizando el móvil).

Todo lo demás lo podéis encontrar en la Wikipedia: los electroshocks, la muerte de su padre, los nombres de sus gatos.

A veces el personaje del poeta supera la calidad de la poesía, y sin embargo, en un país como Irlanda, donde hasta hace poco no era tan raro encontrarse con el jugador estrella de la GAA O’Driscoll o con Michael Hartnett en el pub de tu pueblo, la fortuna o desfortuna de unos versos poco importa.

For Rita with love

You came home from school
on a special bus
full of people
who look like you
and love like you
and you met me
for the first time
and you loved me.
You love everybody
so much that it’s not safe
to let you out alone.

Para Rita con amor

Llegaste a casa desde la escuela
en un autobús especial
lleno de gente
que se parecía a ti
y que amaba como tú
y me encontraste
y me quisiste.
Tu amas tanto a todo el mundo
que no es seguro
dejarte fuera a solas.

Non serviam

Hoy es el último día de mi penúltima vida; es decir, hoy es mi último día de trabajo en el Banco. A partir de ahora, si quiero tener nuevas vidas tendré que tomar una seta de las de la foto. A partir de hoy, dejo de ser rico para ser pobre paulatinamente.

No es algo nuevo para mí, quedarme voluntariamente en paro; entretanto, he descubierto una técnica para descubrir si estás aburrido con tu vida.

Instrucciones para descubrir si estás aburrido con tu vida

  1. Tome un papel.
  2. Tome un lápiz.
  3. A lo largo de la extensión de un día, escriba en el papel los acontecimientos más relevantes de la jornada.
  4. Repáselo y si cree, a ciencia cierta, que esos mismos acontecimientos podrían repetirse un año después, amigo, vd. está aburrido.
  5. Corolario: Si no le convence, la que sigue es prueba irrefutable: El mismo instante en que vd. tomó un papel para saber si estaba aburrido con su vida, vd. ya estaba aburrido con su vida.

Lo prometí: una traducción de algunos versos de C. K. Williams. El poema se titula The Singing (El canto) y solo traduzco la última estrofa. Que es bastante difícil, por cierto:

Algunas veces se siente incluso cuando no hay nadie allí que
algo alguien
está observando y escuchando
Alguien que rectifica rehace remodela este tiempo una vez más aunque
nadie vió ni
escuchó que hubiese alguien allí.

Sometimes it feels even when no one is there that
someone something
is watching and listening
Someone to rectify redo remake this time again though
no one saw nor
heard no one was there